Cláusulas Antiembarrassment: ¿Qué son? Modelos

02.09.2017

|

763 vistas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Cláusulas Antiembarrassment: ¿Qué son? Modelos

 

Modelo de cláusulas antiembarrassment.

“Si un socio enajena sus acciones/participaciones a otro socio – de manera parcial o total – y el que las adquirió las vende a un tercero extraño a la sociedad en un plazo de ….. años siguientes por un importe superior, el primer socio tendrá derecho a percibir el ….. (el porcentaje que se pacte) del incrementeo de patrimonio obtenido por el transmitente por la venta realizada al tercero.”

 

¿Qué es una cláusula anti-embarrassment”?

¿Para qué se utiliza?

La llamada cláusula ‘anti-embarrassment’, o (on-sale)  cuya traducción implica ‘para evitar sentir vergüenza’, se utiliza para evitar que el vendedor de un bien o derecho ‘se sienta avergonzado’ si en un tiempo determinado el comprador consigue revenderlo por un precio significativamente mas alto, que indicaría al vendedor inicial que ha vendido sensiblemente más barato.

Venta de Acciones

Una cláusula anti-vergüenza, también conocida como on-sale, es una cláusula que permite al vendedor recalcular el precio de compra de una acción y someterlo a un aumento en el caso de que el comprador vende las mismas acciones a un precio más alto. Esta cláusula sólo es válida durante un cierto período de tiempo tras la finalización de una transacción determinada. Esta cláusula se utiliza principalmente en acuerdos de compra de acciones. En el caso de las acciones, la cláusula anti-vergüenza protege al vendedor de una situación en la que el comprador vende las acciones de la empresa objetivo a un precio superior al que prevalecía en el momento de la venta.

¿Por qué las cláusulas antiembarrassment?

Dado que el valor de las acciones puede aumentar debido a múltiples razones tales como un mejor desempeño en la gestión de la empresa, la confianza en el mercado y la inflación en los precios de las acciones, esta cláusula es válida sólo por un tiempo después de la venta se ha completado. Rara vez se negocian cláusulas anti-vergüenza en la venta de un negocio de mercado medio porque es poco probable que una compañía pueda ser vendida posteriormente a otro comprador en un período de tiempo relativamente corto. Uno de los problemas para el ponente al redactar una cláusula anti-vergüenza es que puede ser difícil prever acontecimientos futuros y asegurarse de que una cláusula de este tipo no pueda ser fácilmente eludida, por ejemplo, estructurando la venta como una “opción de compra y venta” ejercitables fuera del Período Restringido. Por lo tanto, también es habitual incluir una serie de disposiciones contra la evasión.

 

(Visited 314 times, 1 visits today)