Seis puntos clave que tenéis que tener en cuenta antes de firmar un Acuerdo de Socios

25.06.2017

|

276 vistas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Seis puntos  clave que debéis tener en cuenta antes de firmar un Acuerdo de Socios.

Todos os habéis visto en esa tesitura. ¿Son todos los acuerdos de socios variaciones sobre un texto standard? ¿O hay infinidad de matices, de “grises” que si la empresa prospera saldrán a la luz?

En todo caso, bien por vosotros, si ya tenéis que afinar el Acuerdo de Socios. Eso significa que vuestro proyecto merece la pena.

Antes que el Acuerdo de Socios, va la Carta de Intenciones.

1. Antes que un Acuerdo de Socios te pedirán que firmes una Carta de Intenciones. Estos documentos, a pesar de su denominación, van mucho más allá de las meras “intenciones”. Las LOI (o MOU) encierran los límites del contrato. En la práctica, es muy difícil negociar un Acuerdo de Socios, fuera (o contrario) de lo pactado en una Carta de Intenciones. Por ello, tenemos una primera recomendación provocadora. Es casi más importante el abogado en la Carta de Intenciones que en el Acuerdo de Socios. Por tanto,  se extraordinariamente prudente a la hora de negociar una Carta de Intenciones. Son mucho más vinculantes de lo que por su ingenua denominación, parecen.

2. Los Acuerdos de Socios, sirven para la misma función que los Estatutos: Regular la vida de la sociedad. Sin embargo a diferencia de los Estatutos (que se inscriben en el Registro Mercantil), el Acuerdo de Socios, solo tiene efectos frente a los que firman el Acuerdo, y no frente a terceros, como sucede en los Estatutos Sociales.

Estatutos y Acuerdos de socios. Parece lo mismo, pero no lo es.

3. Todos los pactos que se incorporan en unos Estatutos pueden estar recogidos en un Acuerdos de Socios, pero no todos los pactos de un Acuerdo de Socios pueden estar recogidos en unos Estatutos.

Derechos de veto, sobre cuestiones “estructurales”

4. Los Acuerdos de Socios contienen normalmente derechos de veto de los socios financieros o minoritarios para la adopción de decisiones sociales. Cuanto mayor es la posición de debilidad o necesidad del socio mayoritario, mayor será el ámbito de veto que los minoritarios exijan.

A lo que los BANs no están dispuestos a renunciar

5. Dentro de los acuerdos habituales que buscará un socio que no lleve directamente la gestión de la Compañía, estarán, los siguientes: el régimen de reparto de dividendos, la retribución de los directivos y consejeros, el endeudamiento, la venta de activos, la adquisición de otras compañías o unidades de negocio, el otorgamiento de poderes, las ampliaciones de capital, el nombramiento de auditores, la supresión del derecho de preferencia en las ampliaciones de capital, la capacidad de nombrar miembros del órgano de administración y de la comisión ejecutiva, el régimen de transmisión de participaciones, la forma y extensión del derecho de información del accionista, el derecho de arrastre, el derecho de seguimiento, en la venta de la Compañía o de una particular unidad de negocio, las garantías por el incumplimiento de las obligaciones asumidas, en las que se solicitará, a buen seguro prenda sobre las acciones…

La Junta General no es el Consejo de Administración

6. Este punto es crítico: Ten claro qué decisiones son competencia de la Junta General (socios) y cuales son del órgano de administración (Consejo o administradores). Y por supuesto, no pienses que son lo mismo. Ni siquiera parecido.

(Visited 68 times, 1 visits today)

ILP Abogados http://www.ilpabogados.com No vanalices el asesoramiento. Ni tu proyecto es como los demás, ni los asesores son iguales